Por el momento sigue con la presión de los de siempre, es decir los cortos siguen campando como quieren de manera que presionan bajando la cotización todo lo que pueden cuando ven debilidad y cuando se calientan tienen que ir cerrando algunas de las posiciones que tienen para trading intentando tirar el valor. Es verdad que ya no es lo que era hace unos meses, ya que entonces corrían y mucho a la baja, ahora ya les cuesta, eso sí…


Más en kostarof.com